Envíos gratuitos

Cómo cuidar las articulaciones del cuerpo humano

julio 13, 2017

Cómo cuidar las articulaciones del cuerpo humano

Al igual que el dibujo del neumático de las ruedas de los coches  pierde profundidad con el tiempo, el cartílago que protege las articulaciones también se deteriora. Por eso es imprescindible saber cómo cuidar las articulaciones del cuerpo humano y evitar posibles daños en el futuro.

La osteoartritis se produce cuando la capa superior del cartílago se rompe y se desgasta. Como consecuencia, los huesos que antes estaban cubiertos por el cartílago empiezan a producir fricción, causando dolor, hinchazón y pérdida de movimiento en la articulación. 

Cómo cuidar las articulaciones del cuerpo humano

El cartílago desgastado no se cura ni crece de nuevo, y aunque no hay ninguna forma de revertir la artritis una vez ha comenzado, puede aliviar el dolor y proteger el cartílago que aún conserva siguiendo los siguientes consejos

1.  Adelgace si tiene sobrepeso.  Esto ayudará a reducir el estrés de las rodillas y caderas. Cada kilo que pierda se traduce en 4 kilos menos de presión sobre su rodilla. Eso disminuye el desgaste en la articulación. Se puede frenar el progreso de la artritis si se pierde una cantidad significativa de peso. ¿Pero cuánto es significativa? Los estudios en este campo indican que se reduce un 16% el dolor al perder un 5% de peso corporal. Es la mejor opción para su osteoartritis y salud en general.

2. Haga ejercicio aeróbico. El dolor de la artritis le puede hacer reticente a hacer ejercicio, pero la investigación nos muestra que  el dolor y la rigidez aumentan si no se está suficientemente activo, lo que se convierte en un círculo vicioso, cuanto menos ejercicio más malestar y menos ganas de hacer ejercicio.

El ejercicio regular hace que el corazón bombee y estimule el flujo sanguíneo, lo que mantiene el cartílago bien nutrido. Y como beneficio extra, le ayudará a perder peso

Manténgase tan activo como pueda tolerar, pero evite actividades de alto impacto como saltar o correr. Una mejor elección es caminar, ciclismo y nadar. Márquese como objetivo 30 minutos de ejercicio aeróbico al día, durante al menos 5 días a la semana.

3. Consiga músculos más fuertes alrededor de sus articulaciones. Ayudará a que su cuerpo absorba parte de los impactos que normalmente van a parar a su articulación cuando se mueve durante el día.

Intente aumentar la fuerza de los músculos que rodean las articulaciones. Para mejorar los síntomas en su rodilla, por ejemplo, fortalezca los cuádriceps (músculos en la parte frontal del muslo). Un fisioterapeuta o un entrenador personal con experiencia en trabajar con personas que padecen artritis le pueden enseñar cómo cuidar las articulaciones del cuerpo humano con los ejercicios más apropiados.

4. Estire todos los días. Le ayudará en su capacidad para mover las articulaciones. Esto no solo combate la rigidez, sino que también ayuda a proteger el cartílago de un mayor desgaste.

Cuanto más se muevan las articulaciones, más cartílago se nutre por el líquido articular. Algunos especialistas recomiendan yoga o Pilates para conseguir una mayor flexibilidad. No hace falta ser perfecto, seguro que los monitores se adaptarán a sus posibilidades.

5. Complementos de glucosamina y condroitina. Aunque algunos estudios sugieren que pueden aliviar el dolor, no hay ninguna evidencia científica que reconstruyan el cartílago o desaceleren el proceso de artritis, personalmente le recomiendo que invierta su energía en otros tratamientos como los anteriormente citados, o en caso de tener mucho dolor y/o llevar mucho tiempo con artritis evalúe las dos siguientes alternativas.

6. Utilice analgésicos para los picos de dolor. Algunos de uso común son Naproxeno, Ibuprofeno, aspirina, y Acetominofeno. Consulte con su médico de familia para decidir conjuntamente cual es el más seguro para usted. Asegúrese de leer las etiquetas y tomarlos solamente bajo prescripción médica.

Los analgésicos son una buena elección puntual para un alivio a corto plazo durante las exacerbaciones del dolor de artrosis. Consulte con su médico si los tiene que tomar habitualmente. Si los acaba tomando durante meses o años, quizás sea el momento de pensar en una cirugía para reemplazar la articulación.

7. Si todo lo anterior falla, infórmese con su doctor sobre la posibilidad de inyecciones de cortisona y ácido hialurónico.

Las inyecciones de cortisona son buenas para los picos de dolor a corto plazo, mientras que las inyecciones de ácido hialurónico, que funcionan como un lubricante y antiinflamatorio para su articulación, también pueden ayudarle.

Si quiere saber más sobre cómo cuidar las articulaciones del cuerpo humano de una manera natural, visite otros artículos de nuestro blog o la tienda de terapiadefrio.com para aliviar el dolor y la inflamación.





Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.