Envíos gratuitos

5 consejos para corregir la supinación

julio 19, 2018

5 consejos para corregir la supinación

La supinación es el nombre del movimiento que se produce cuando el pie rota  hacia fuera del tobillo mientras caminas o haces ejercicio. Algún grado de supinación es completamente normal.

supinacion pronacion excesiva

Sin embargo, la supinación excesiva debe ser corregida y dirigida, ya que puede provocar dolor, lesión y daño tisular. Las personas con arcos altos son particularmente susceptibles a la supinación.

Si supinas mientras camina, puedes notar dolor en el arco plantar, dolor en el talón e incluso de espalda y de rodilla, debido a la tensión adicional, que esta marcha anormal, ejerce en determinados lugares en el cuerpo.

Con el tiempo, la supinación puede resultar también en fascitis plantar, juanetes, espolones calcáneos, esguinces de tobillo, fracturas por estrés y tendinitis.

5 consejos para corregir la supinación

Usa el calzado adecuado y añade un soporte adicional al tobillo

Los zapatos juegan un papel importante en la corrección de la supinación, manteniendo el pie correctamente alineado y apoyado en el talón, arco y tobillo mientras caminas o corres. Un calzado adecuado es especialmente importante durante las actividades de alto impacto como correr, practicar deportes o rutinas de ejercicio, ya que los elevados niveles de energía absorbida por los pies también agravarán la supinación.

Los zapatos deben ser cómodo, ajustarse a los contornos de los pies sin ser excesivamente apretados y tener las medidas correctas en longitud, anchura y profundidad. Los zapatos deben tener suela gruesa, flexible con mucha huella y una capa de amortiguación en todas partes para ayudar a absorber el impacto. ¡Ten en cuenta que los pies pueden continuar creciendo a lo largo de toda la vida, así que no asumas que la talla de hace 10 años sigue siendo tu  talla!  Cuando vayas a comprar zapatos, ten en cuenta que al final del día suelen estar ligeramente hinchados.

Para los supinadores es interesante considerar zapatos altos, que se extienden sobre el tobillo, o el uso de tobilleras para proporcionar un apoyo adicional.

Estira los tendones y ligamentos

La Supinación es muy común en gente con tendones de Aquiles estrechos. ¿Por qué? Un tendón de Aquiles estrecho restringe el adecuado rango de movimiento en el tobillo y el pie, que puede conducir a problemas de la marcha. Estirar no sólo el tendón de Aquiles, sino también las pantorrillas y los muslos, resultará en músculos, tendones y ligamentos más fuertes y más flexibles que trabajan juntos de forma saludable.

Piensa en tus pies, piernas y tobillos como un ecosistema: ¡cuando una parte está lesionada, estresada o infrautilizada s, sufre todo el sistema! Mediante el estiramiento y fortalecimiento de estos músculos, tendones y ligamentos antes y después del ejercicio, así como periódicamente durante la semana, es posible corregir y mejorar una forma de caminar problemática.

Corrige tu forma de caminar utilizando insertos ortóticos

Las órtesis plantares clínicamente probados, como las plantillas Soul Insole, pueden ser una herramienta muy eficaz en la corrección de la supinación con el beneficio adicional de aliviar el dolor en el talón causado por fascitis plantar y el espolón calcáneo que se pueden haber desarrollado como resultado de la supinación.

Las órtesis pueden ser intercambiados entre casi cualquier par de zapatos y añaden otro nivel de soporte estructural y suplir la falta de amortiguación de muchas zapatillas. Las órtesis Soul Insole distribuyen el impacto, estiran la fascia plantar y levantan el arco a una altura óptima. Para las personas con arcos altos, es especialmente importante alcanzar esta altura óptima mientras que se mueven y hacen ejercicio.

Dale descanso a tus pies

descanso pies

Dos  de los grandes factores de riesgo para desarrollar problemas en los pies son el uso excesivo y el estrés repetitivo. El uso excesivo puede provocar micro lesiones, tensión e inflamación en los diferentes tejidos de los pies y las piernas. Ese esfuerzo estimula al cuerpo a compensar mediante el ajuste de la marcha, para favorecer el área lesionada o sobre utilizada. Estos ajustes pueden favorecer el desarrollo de una forma de marcha problemática, como la supinación.

Para ayudar a corregir un uso excesivo, hay que ser diligente en el descanso de tus pies entre las actividades de alto impacto como baloncesto, fútbol o correr. Evitar actividades de alto impacto muy continuadas para dar tiempo a tus pies para que se recuperen. También es importante progresar lentamente al comenzar una nueva rutina de ejercicio o actividad, para dar tiempo a que los pies se ajusten a este nuevo nivel de estrés.

Calienta y enfría correctamente

Una de la manera más simple y más eficaz para corregir un problema de supinación es asegurarse de que estás calentando y enfriando correctamente antes y después del ejercicio físico. Es fácil de olvidar y puede parecer una molestia, pero estos pasos ayudan a la adaptación al impacto de los tejidos en los pies y piernas.

Si sospechas que puedes padecer supinación mientras camina o se mueve, puedes evaluar tu pisada en tiendas de artículos deportivos. ¡Muchas tiendas ofrecen este servicio de forma gratuita!

Corregir la supinación excesiva es, en la mayoría de los casos, una simple cuestión de diligencia en utilizar un calzado adecuado y realizar un calentamiento y enfriamiento adecuados. Sin embargo, no dejes que la simplicidad de estas correcciones te engañe; si la dejas sin corregir, una supinación excesiva puede conducir a lesiones y aumentar la tensión significativamente en los pies y los tejidos circundantes. ¡El equilibrio es la clave para mantenerse activo y saludable!





Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.