Envíos gratuitos

7 trucos para sobrevivir al verano si tienes intolerancia al calor por Esclerosis Múltiple

julio 31, 2018

7 trucos para sobrevivir al verano si tienes intolerancia al calor por Esclerosis Múltiple

Si tienes Esclerosis Múltiple y tomas una ducha caliente, pasas tiempo al sol o simplemente preparas una comida en la cocina, puedes encontrar que los síntomas se exacerban.

Este efecto se conoce como fenómeno de Uhthoff y es debido a que la Esclerosis Múltiple provoca que los nervios pierdan su capa conductora (también conocido como vaina de mielina), a menudo haciéndolos más sensibles a los cambios de temperatura y calor.

Cuando esto sucede, puede surgir un aumento en síntomas tales como mareos, sudoración y aumento del ritmo cardíaco.

Consejos para combatir la intolerancia al calor por Esclerosis Múltiple

  1. Permanece en el interior

Puede sonar como una obviedad, pero cuando nos acercamos a los meses más cálidos, puede ser inteligente permanecer dentro de casa con el aire acondicionado puesto, para ayudar a mantener los síntomas de la Esclerosis Múltiple en jaque.

Cancela planes para salidas al aire libre y relájate en casa en los días que el mercurio suba en exceso o se prevea alta humedad.

Si no tienes aire acondicionado en casa, un viaje al cine o al centro comercial puede ayudar a vencer las peores horas de calor.

  1. Usa productos refrigerantes

Hay una variedad  de productos de refrigeración para elegir en el mercado, destacando los Chalecos de enfriamiento y los pañuelos para frente y nuca que pueden ser tratados con frío para ayudar a combatir el calor, especialmente durante actividades al aire libre.

chaleco refrigerante esclerosis múltiple

Un chaleco refrescante alivia las molestias en los casos de esclerosis múltiple. A este resultado llegaron los investigadores de la Universidad de Groningen. Los pacientes llevaban puesto durante horas un chaleco especial que les hacía bajar la temperatura corporal. Se mejoró el equilibrio y la fuerza muscular, y en comparación con el otro grupo de pacientes disminuía la fatiga. Además disminuía notablemente la cantidad de óxido de nitrógeno en la sangre. El óxido de nitrógeno, en el caso de la esclerosis múltiple, desempeña un papel central en la destrucción típica de la vaina de mielina de las células nerviosas.

También puedes probar paquetes refrigerantes que se utilizan en los frigoríficos de picnic, se pueden doblar y colocar en el cuello, frente y muñecas.

No subestimes el valor de productos simples, como un sombrero de paño sumergido en agua para enfriar la cabeza.

  1. Disfruta de una bebida helada

bebida fria esclerosis multiple

¿Quién no disfrutan de una bebida fría en un día caluroso? Si tienes Esclerosis Múltiple, la energía de un líquido frío puede venir al rescate. Para el alivio temporal, puedes probar opciones heladas como agua con hielo y limón o té helado.

Puedes congelar una botella de plástico llena de agua y mantenerla por la noche al lado de la cama. Esto te permitirá disfrutar de una bebida fría sin tener que levantarte varias veces para ir  a la nevera y tomar algo fresco.

  1. Refréscate en una piscina

Te puedes beneficiar de pasar tiempo en una piscina fría (con una temperatura inferior a los 29° C). Mantener baja la temperatura del agua te dará una oportunidad de nadar o hacer ejercicios de agua sin preocuparte por aumentar tu temperatura en una piscina caliente.

Para mayor potencia frigorífica, puedes seguir llevando tu traje de baño después de salir de la piscina. Un traje de baño mojado ayuda a mantener tu temperatura corporal más baja cuando estás fuera del agua.

  1. Enchufa el ventilador

No se necesita ser elegante para ser eficaz. Un ventilador oscilante, que puedes mover entre diferentes habitaciones de tu casa, puede proporcionar un alivio rápido cuando sientas demasiado calor.

Cuando estás tomando una ducha o baño, puedes encender el extractor del techo. Esto ayudará a que circule el aire en el cuarto de baño y mantenerlo más fresco.

  1. Aligera la ropa

La ropa que lleves puede marcar la diferencia, piensa en las capas que llevas. Así, puedes eliminar las capas, según sea necesario, para disminuir la temperatura de tu cuerpo. Cuando estés al aire libre, es especialmente importante usar ropa suelta y ligera que se considere "transpirable".

La ropa transpirable está hecha de tela que se diseña para que el aire fluya a través de él y mantenerlo fresco.

Los materiales resistentes al agua y sintéticos tienden a mantener el calor ya que repelen el agua. Por lo tanto, opta por ropa hecha de algodón, lino y seda.

  1. Enfría el agua

Se sugiere mantener la temperatura del agua del baño a una temperatura mucho menor que la temperatura corporal. Si tiene dudas, utiliza un termómetro para comprobar tu temperatura y la temperatura del agua.

Si bien todas estas medidas pueden parecer exageradas, incluso un ligero aumento en la temperatura basal de tu cuerpo — tan poco como un una décima de grado — puede conducir a que la intolerancia al calor desencadene los síntomas de la Esclerosis Múltiple.

No hay una sola manera correcta para mantenerte fresco, como se puede ver, hay muchas formas para ayudarte a evitar la intolerancia al calor. Lo importante es que tomes precauciones adicionales durante los días más calurosos del año.

Cambia tus estrategias dependiendo de la situación y de tus síntomas. Y habla con tu médico para que te dirija sobre la mejor manera de tratar tu condición particular.





Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.