¿Por qué te duelen los pies y los talones cuando pasas mucho tiempo de pie?

agosto 21, 2018

¿Por qué te duelen los pies y los talones cuando pasas mucho tiempo de pie?

A veces estar de pie causa más dolor que caminar o trotar. Resulta que, para estar parado en posición vertical, todos los músculos de los pies y las piernas están trabajando para que no te caigas. Permanecer de pie durante un largo periodo de tiempo también puede reducir la circulación en pies y piernas.

Cualquiera que ha trabajado como cajero, camarero o recepcionista sabe que estar parado por largos períodos de tiempo puede ser doloroso.

El dolor en talón es uno de los síntomas más comunes – y dolorosos –para las personas cuyos trabajos o estilos de vida implican pasar mucho tiempo de pie. Este artículo te ayudará a entender las fuerzas que se utilizan para estar de pie, cómo sobrellevar situaciones que requieren pasar de pie una gran cantidad de tiempo y cómo lidiar con el dolor en el talón del pie.

¿Por qué es tan duro estar de pie?

La verdad es que la frase "parado" es un poco engañosa. Para estar de pie los músculos de las piernas y los pies necesitan para mantenerse constantemente en tensión, apoyando todo el peso de su cuerpo.

Mientras caminas o correr notarás que tu ritmo cardíaco va más rápido, pero este movimiento es realmente más fácil para tus tendones, ligamentos y músculos. Cuando das un paso con un pie y adelantas el otro de manera oscilante, el pie recibe un breve descanso y alivio de apoyar su peso corporal.

Permanecer de pie, en lugar de caminar o descansar con los pies elevados, también hace más difícil para el corazón bombear la sangre a los pies y las piernas. Esto significa que llega menos oxígeno a estas extremidades y se ve reducida la circulación.

Sobrellevar grandes periodos de tiempo de pie

A veces, es imposible evitar estar de pie durante largos períodos de tiempo. Pero la realidad de un trabajo u otra situación no tienen que significar pies doloridos. Prueba las siguientes estrategias para hacer menos doloroso estar de pie:

Estirar

Los estiramientos son una manera simple de mejorar la salud de tus pies después de estar parado todo el día. Estira los talones, pantorrillas, y hasta los dedos del pie para fortalecer los músculos y ligamentos implicados en permanecer pie. Si eres constante con esta práctica (20 minutos al día) tendrás pies más fuertes, más flexibles y piernas que pueden enfrentarse a largos períodos de tiempo paradas.

Prueba estos estiramientos

Probar órtesis plantares

Piensa en unas buenas plantillas para los pies como mejor amigo de tu arco plantar si estás mucho tiempo de pie. Permanecer parado durante largos períodos de tiempo puede aplanar y aumentar tensión del arco, dando por resultado dolor en el talón o Fascitis Plantar. Levantar el arco a una posición óptima mientras se aplica una suave amortiguación te puede evitar daños mientras que al mismo tiempo alivias el dolor y el malestar.

plantillas soul insole

Evaluar tus zapatos

Un buen par de zapatos es absolutamente crítico para tu comodidad mientras estás parado. Elige zapatos que aporten un apoyo a tu talón y el tobillo, tengan una suela gruesa y soporte del arco. Si tus zapatos de trabajo no son cómodos o no encajan correctamente, esta es una de las mejores acciones que puedes hacer para mejorar tu dolor en el talón del pie.

Descansar

Es importante que descanses tus pies y tus piernas con regularidad, siempre que sea posible. Trata de ser diligente en tomar descansos programados y que tus pies descansen tanto como puedas. Si no es posible que descanses y tus pies están sufriendo, intenta caminar para darle a tus músculos y ligamentos pequeños descansa durante todo el día.

Añadir una cinta de correr a tu escritorio de pie

Si tienes un escritorio de pie, puedes considerar añadir una cinta de caminar barata a tu configuración de trabajo. Recuerda que caminar o mover los pies es más fácil que estar parado en el mismo lugar durante un largo periodo de tiempo. Si tu jefe está dispuesto, pregúntale acerca de cómo agregar una forma de mover tus pies mientras trabajas.

Calmar el dolor de los talones

Después de un largo día de pie, necesitas un alivio rápido y eficaz para el dolor de pies. Prueba estos remedios eficaces y poco costosos:

Frío

El hielo no solo adormece las señales de dolor del cuerpo, puede ayudar a reducir la inflamación y el enrojecimiento. Enfría durante unos 15-20 minutos, utilizando una bolsa de hielo o bandas de frío que permanecer en su sitio

Masaje

El masaje es otra herramienta de gran alivio del dolor. Usted puede utilizar sus manos con técnicas sencillas, una pelota de tenis o un rodillo. El masaje rompe tejido cicatrizal, mejora la circulación y el flujo sanguíneo e interrumpe las señales del dolor del cuerpo.

Descanso

El descanso es una de las maneras más simples – y eficaces – de tratar el dolor de talón y el pie. Puedes mantener los pies elevados al llegar a casa y dejar tu cuerpo descansar y recuperarse de los rigores del día

Antiinflamatorios

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno pueden reducir la hinchazón, ayudan con el dolor y proporcionan un  muy necesario alivio al dolor en el talón o en los pies, cuando es especialmente agudo.

 

Si pasas largos períodos de tiempo de pie en tu trabajo o en casa, con algunas de estas sencillas técnicas y ajustes, tus pies puedes tener un día más agradable.





Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.