Todo lo que necesitas saber sobre la Fascitis Plantar y la Inflamación

marzo 11, 2018 2 Comentarios

Todo lo que necesitas saber sobre la Fascitis Plantar y la Inflamación

Inflamación y Fascitis plantar van de la mano. Pero ¿por qué? ¿y qué se puede hacer al respecto?

Vamos a contestar las preguntas más comunes que nos llegan sobre Fascitis plantar e inflamación, para ayudarte a que te armes de conocimientos sobre uno de los efectos colaterales de esta condición tan dolorosa. Saber es poder, y cuanto más conocimiento tengas sobre el origen y síntomas de tu problema mejor vas a poder abordar  y curar esta patología

Preguntas y Respuestas sobre Fascitis Plantar e Inflamación

  1. ¿Por qué la Fascitis plantar causa inflamación?

Para explicarlo de manera sencilla, la Fascitis plantar se desarrolla en respuesta a la presión y estrés generada sobre la fascia plantar del pie (también denominado arco), el área entre el talón y la bola del pie. Cuando se produce un esfuerzo o daño por una lesión o sobreutilización, aparecen pequeños desgarros en la fascia, que causan la inflamación. El cuerpo intenta compensar este daño, y habitualmente se forman pequeños depósitos de calcio en la almohadilla grasa del talón, causando inflamación y dolor al caminar.

  1. ¿Cómo se identifica la inflamación?

La inflamación típicamente se siente como un dolor que brota de un tejido expandido anormalmente, con piel enrojecida y algunas veces se siente calor al tacto. Puede ser más difícil mover el área inflamada del pie. Resulta interesante saber que la inflamación forma parte de la respuesta del cuerpo para activar los mecanismos de curación, enviando sangre adicional, hormona y glóbulos blancos al área dañada, con el objetivo de protegerla. Piensa en la inflamación como un aviso de tu cuerpo, que te manda una señal de que algo no funciona bien y que un problema necesita ser solucionado.

  1. ¿Se puede producir inflamación sin la presencia de síntomas visibles?

En algunos casos de estrés y presión continua y crónica sobre la fascia plantar, puede ser posible ignorar o restar importancia a algunos síntomas de la inflamación. El dolor puede que no sea severo y el enrojecimiento y el edema (hinchazón) pueden no ser aparentes a simple vista. No ignores los síntomas iniciales de inflamación como edema leve y dolor suave, pasa a la acción de abordar el problema subyacente cuanto antes.

inflamacion fascitis plantar

  1. ¿Cuál es la diferente entre inflamación aguda y crónica?

La inflamación que puedes experimentar debido a la Fascitis plantar puede ser aguda o crónica. En otras palabras, el dolor que experimentas a largo plazo como resultado de la Fascitis plantar se considera crónico, mientras el dolor que se agudiza por la mañana cuando das los primeros pasos al salir de la cama o cuando pasas mucho tiempo de pie a lo largo del día es agudo. Ambos, el dolor crónico y agudo, están típicamente relacionados con la Fascitis plantar pero su tratamiento es diferente.

  1. ¿Cómo puedo tratar una inflamación aguda?

La inflamación que se exacerba a lo largo del día o tras una lesión, puede tratarse con descanso, hielo y medicación anti inflamatoria. Asegúrate de darle tiempo a que la lesión se cure, intentando estar de pie el menor tiempo posible, y utiliza paquetes de hielo o bandas de frío de una manera consistente, varias veces al día durante varios días.

  1. ¿Cómo puedo tratar una inflamación crónica?

La inflamación crónica debe tratarse dirigiéndose al origen del problema, adicionalmente de enfriar, descansar y utilizar anti inflamatorios (siempre bajo prescripción médica) para los episodios agudos que se agudicen. Muchos casos de inflamación crónica y aguda de los pies son el resultado de una Fascitis plantar. En la raíz del problema se encuentra un arco plantar que está dañado o distendido. Mejorando el soporte del arco plantar y posición el pie se evitará la creación de espolones calcáneos (que causan inflamación por el simple hecho de caminar ya que se clavan en la almohadilla grasa del talón) y el ligamento de la fascia plantar se empezará a curar naturalmente. Para ello, utilizar órtesis diseñadas especialmente para espolón calcáneo y Fascitis plantar (que no solo amortigüen) es la mejor manera de abordar esta condición. La realización de simples estiramientos que fortalezcan el arco es también una parte crítica de la curación, dado que un arco débil es mucho más susceptible a dañarse.

 

Cuando sobreviene una inflamación, actúa sobre los síntomas cuando lo necesites, pero no pases por alto el tratamiento del problema subyacente, que es la causa original que está generando el dolor y la molestia. Solo tratar los síntomas es una receta segura para que un problema empeore, y tarde más tiempo en curarse. Afortunadamente, la mayoría de inflamaciones en la planta del pie provienen de una Fascitis plantar, y pueden ser resueltas de manera efectiva con tratamientos sencillos y en el hogar, simplemente aplicando hielo, descansando, llevando órtesis y realizando estiramientos.





2 Respuestas

Pablo
Pablo

mayo 20, 2018

hola Blanca, te recomiendo que leas el post sobre fracturas por estrés:
https://www.terapiadefrio.com/blogs/terapia-de-frio-calor-tratamiento-natural-de-lesiones/diferencias-entre-fascitis-plantar-y-fractura-por-estres
un saludo

Blanca
Blanca

mayo 20, 2018

Llevo unas fascitis plantar un año por culpa de un golpe ,que se me rompió un poco la fascia, me han pinchado corticoides dos veces y también células madre y al final me han operado( Tenotomìa de gemelo interno sural).Hace dos días llevo plantillas ortopédicas a medida y no paro de estirar por la mañana y por la tarde. ¿Quería saber si se me puede curar las fascia y más o menos cuánto es el tiempo aproximado de recuperación total y cuando voy a poder empezar hacer algo de ejercicio?

Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.