Desarrollo de fascitis plantar en un solo pie

junio 11, 2018

Desarrollo de fascitis plantar en un solo pie

Aunque los pies trabajan en tándem para caminar, correr o saltar, no siempre experimentan un trauma o lesión simultaneámente.

Sufrir de dolor en el talón o Fascitis plantar en un solo un pie es bastante común. Sin embargo, este desequilibrio provoca un montón de preguntas sobre cómo se ha podido desarrollar la  Fascitis Plantar y cómo tratar esta condición

Sigue leyendo para saber qué hacer cuando tienes dolor en el talón de un solo pie:

Por qué la Fascitis Plantar puede desarrollarse en un solo pie

La Fascitis plantar puede desarrollarse en solo un pie bajo una variedad de circunstancias.

Lesión o traumatismo

Una lesión o traumatismo que afecta a un pie (por ejemplo, un accidente de coche, esguince o caída) es una de las razones más evidentes en las que la Fascitis Plantar pueda ocurrir en un solo pie, ya que el arco y el talón pueden resultar heridos o dañados. Sin embargo, a menudo la Fascitis Plantar y dolor en el talón se desarrollan en el pie ileso, que puede verse obligado a absorber un mayor impacto y la fuerza para compensar el pie lesionado.

Cirugía (incluyendo cirugía de la Fascitis Plantar).

El período de cicatrización (generalmente alrededor de seis semanas) después de una fractura ósea (incluyendo los huesos de la pierna) o cirugía de pie como la liberación de la fascia plantar, requiere mucho descanso en  la zona afectada. Al igual que en el escenario anterior, esto puede generar una gran cantidad de presión adicional en el pie sano, especialmente si existe una anormalidad arco.

Forma de andar desequilibrada

Sutiles diferencias en la altura del arco, estructura del pie y rigidez muscular pueden significar que tus pies experimenten un impacto diferente mientras caminas, corres o saltas. Con el tiempo, el mayor desgaste en un pie puede llevar a que se lesione de forma acelerada.

Otras condiciones de los pies

Juanetes, dedos en martillo, quistes o padecer Neuroma de Morton en un pie puede conducir a Fascitis Plantar tanto en el pie afectado como en el otro, ya que dependiendo de cómo se desarrollen estas condiciones, influyen en la forma de caminar y el impacto que reciben tus arcos plantares.

Consideraciones especiales para el tratamiento de dolor en el talón de un solo pie

Los métodos de tratamiento conservadores más probados y eficientes para la Fascitis Plantar están orientados hacia ambos pies. Sin embargo, con algunos ajustes, estos tratamientos pueden ser igual de efectivos si se padece en uno de los dos pies. La pregunta más importante a responder es si debe tratarse ambos pies (o simplemente el pie afectado):

¿Plantillas: En ambos zapatos o solo en uno?

Las órtesis plantares se deben usar en ambos zapatos, no sólo uno. No sólo, llevar las órtesis en ambos pies, evitará los desequilibrios al caminar, también evita generar otro desequilibrio en la presión y el impacto que recae sobre el pie sano, previniendo que se desarrolle la patología. Las órtesis añaden una capa extra de amortiguación y apoyo específica que es beneficiosa para todos los pies.

¿Estiramiento y masaje: en ambos pies o solo en uno?

Los ejercicios de estiramiento son una de las mejores maneras de mejorar la fuerza y la flexibilidad de una fascia plantar dañada, así como de los músculos que la rodean y de los ligamentos que soportan el arco del pie. Es importante ejercitar ambos conjuntos de talones, pantorrillas y tobillos para que los pies y las piernas están en la mejor forma posible para resistir el impacto.

¿Descanso: Ambos pies o solo uno?

Es importante períodos regulares de descanso en ambos pies, incluso si sólo un pie tiene los síntomas de Fascitis Plantar. Su inclinación natural será a favor del pie lesionado, apoyando con más frecuencia y mayor presión sobre el otro, lo que puede conducir al desarrollo de síntomas en el pie sano al tener que absorber un impacto y tensión extra. Toma descansos regulares para descansar los pies y deja que a tu  cuerpo sanar y recuperarse.

Ya tengas Fascitis Plantar en ambos pies o en sólo uno, lo más importante que puedes hacer es tomarte en serio los síntomas y comenzar un tratamiento tan pronto como sea posible. Con una intervención temprana, tratamientos de eficacia probada y un poco de paciencia, la mayoría de los casos de Fascitis Plantar pueden resolverse fácilmente y con éxito.





Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.