Infiltración de corticosteroides para el dolor en el talón y Fascitis plantar

mayo 31, 2018

Infiltración de corticosteroides para el dolor en el talón y Fascitis plantar

Los podólogos concluyen que más del 90% de los casos de Fascitis Plantar se pueden curar a través de tratamientos conservadores, que incluyen descanso, terapia de frio, estiramientos y la utilización de órtesis que proporcionen apoyo terapéutico.

Si tu dolor en el talón se ha diagnosticado como Fascitis Plantar, deberías de centrar todos tus esfuerzos en remedios naturales antes de considerar opciones invasivas. Sin embargo, en un pequeño porcentaje de casos los tratamientos conservadores no funcionan, y tu médico te puede recomendar el uso temporal de inyecciones de corticosteroides (las famosas infiltraciones) por sus propiedades anti inflamatorias. Este artículo te presentará el propósito, riesgos y beneficios del uso de esteroides para tu Fascitis plantar, para que puedes tomar decisiones sobre esta opción estando bien informado

Inyecciones de corticosteroides para el dolor en el talón y Fascitis plantar

¿Qué son las inyecciones de corticosteroides?

La cortisona es una horma que es producida naturalmente por las glándulas adrenales de tu cuerpo, como respuesta al estrés. Las inyecciones de cortisona contienen una versión sintética de esta sustancia, y se aplica directamente con una aguja sobre el ligamento de la fascia plantar dañado, o en un lateral del talón. A diferencia de la cortisona natural, la sintética no se inyecta directamente en el torrente sanguíneo.

gladulas adrenales suprarrenales

¿Cuáles son los beneficios de las inyecciones de cortisona?

La cortisona es una sustancia con potentes propiedades anti inflamatorias. En el caso de la Fascitis plantar, disminuyendo la inflamación alrededor del ligamento de la fascia plantar puede conducir a un alivio del dolor, en algunos casos.

Las inyecciones de cortisona se pueden prescribir en algunos casos extremos, si todos los métodos menos invasivos han fallado, como alternativa a intentar antes de considerar la cirugía. Si tu cuerpo responde bien a la cortisona, es probable que experimentes un alivio en unos pocos días, que puede prolongarse durante varias semanas. Algunos pacientes pueden requerir múltiples inyecciones antes de experimentar alivio, o necesitar inyecciones regularmente para manejar el dolor de una Fascitis plantar no curada.

¿Cuáles con los riesgos de las inyecciones de cortisona?

Antes de tomar cualquier fármaco es extremadamente importante que hables con tu médico los riesgos, beneficios y posibles efectos secundarios. Desafortunadamente el uso de cortisona conlleva riesgos. Una de las consecuencias más peligrosas del uso de corticosteroides es la infección en el sitio de la inyección. Es vital general las condiciones de esterilidad necesarias, limpiar la zona la zona de la inyección previamente, con algodón empapado en yodo o alcohol, para disminuir la posibilidad de una infección.

Otro resultado de las inyecciones de cortisona puede ser que el dolor se agudice inicialmente en el área tratada, antes de que mejore. El dolor puede continuar durante varios días antes de experimentar alivio. Es un efecto secundario muy común y puede suponer una dificultad para aquellos pacientes que tienen puestas muchas esperanzas en que estas inyecciones alivien su dolor, en vez de agudizarlo.

Otro de los efectos secundarios experimentados por pacientes con una tonalidad media-oscura es el blanqueamiento del color de la piel en el sitio del tratamiento.

Las inyecciones de corticosteroides no ayudan a todos los pacientes que sufren de Fascitis plantar. Algunas personas experimentarán, un alivio temporal de los síntomas, mientras que otras no encontrarán beneficio alguno.

Los efectos a largo plazo de la cortisona no está bien documentada, algunos estudios indican que puede resultar en el deterioro de tendones y cartílagos. Esto, en conjunción con otros riesgos y efectos secundarios, hace aún más importante que te asegures que has agotado todas las opciones más conservadoras para gestionar el dolor y tratar las causas subyacentes de la Fascitis plantar, antes de considerar un tratamiento como el de inyecciones con cortisona.

Explora primero tratamientos conservadores para la Fascitis plantar

En terapiadefrio.com, aspiramos a ser una de las fuentes líderes en la educación sobre Fascitis plantar y otras patologías. Visita nuestro blog para aprender cómo reducir el dolor en el talón y tratar las causas de la Fascitis plantar. Adicionalmente puedes ver la tecnología revolucionaria de las órtesis Soul Insole. La curación de la Fascitis plantar requiere de un compromiso por tu parte, para darte periodos de descanso, aplicar hielo, realizar estiramientos y llevar órtesis especializadas. Algunas personas ven difícil encontrar el tiempo o hacerse la promesa a ellas mismas para hacer lo que necesitan para curarse. Si encuentras que es un reto, considera el hecho que tomarte el trabajo de tratar tu Fascitis plantar ahora en casa, te puede evitar inyecciones o cirugía en el futuro. Las posibilidades de recuperación son excepcionalmente buenas, si estás dispuesto a poner las medidas necesarios, en terapiadefio.com estamos para ayudarte, en cada paso del camino.

 





Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.