Envíos gratuitos

¿Con tendinitis se puede hacer ejercicio?

julio 27, 2017

¿Con tendinitis se puede hacer ejercicio?

Los tendones son como cuerdas que mantienen juntos los músculos y huesos para permitir el movimiento del cuerpo. Cuando un tendón se inflama se denomina tendinitis. Otras denominaciones para la tendinitis se refieren a la parte del cuerpo a la que afecta el dolor: codo de tenista, hombro de nadador son dos de estos términos. La cuestión es si con tendinitis se puede hacer ejercicio. Es un reto que requiere ajustar el entrenamiento para evitar una recaída de la lesión

El error de ignorar el dolor

Es común cuando se sufre una tendinitis entrenar a la máxima intensidad ignorando el dolor. Es una muy mala práctica, ya que intentar trabajar con dolor añade estrés al tendón, con lo que tardará más tiempo en curarse. El dolor no deja de ser una alarma de nuestro cuerpo para avisarnos que algo no funciona correctamente. 

En lugar de entrenar con dolor, encuentra el rango de movimientos que te generan discomfort y trabaja hasta esa amplitud. Pongamos por caso que sientes dolor en la parte inferior de un movimiento de curl de bíceps, puedes realizar repeticiones parciales, empezando el movimiento desde la parte superior y bajar hasta alcanzar la amplitud de movimiento en la que sientes dolor, y volver a la posición inicial para otra repetición. Esta idea se puede adaptar a cualquier parte del cuerpo, ya que las repeticiones parciales se pueden llevar a cabo en cualquier ejercicio. Recuerda no sobrepasar el rango de movimiento en el cual sientes dolor o estarás forzando el tendón y retrasando tu recuperación.

Con tendinitis se puede hacer ejercicio: entrenamiento rodeando el dolor

Una metodología que personalmente encuentro más recomendable es entrenar evitando utilizar las partes del cuerpo con dolor. La tendinitis se localiza generalmente en un área, como el hombro o codo. Afortunadamente no todos los ejercicios implican estas dos articulaciones. Dale un descanso a las mismas para darle tiempo a que se curen. Si por ejemplo tienes tendinitis de hombro o codo, céntrate en ejercicios que involucren la parte inferior del cuerpo. Puede ser una gran oportunidad para realizar ejercicios de cardio y fortalecer el core.

Paso 1

Dele descanso al área dolorida hasta que el discomfort haya desaparecido o hasta que tu doctor te de el alta para retomar el ejercicio. Te desanimamos a realizar entrenamientos y utilizar la articulación con dolor porque no le das tiempo al tendón a que se cure. En función de la gravedad de la sesión puede que necesites dejar los entrenamientos por unos pocos días o varias semanas. 

Paso 2

Retoma los ejercicios con cuidado al reiniciar los entrenamientos, en lugar de realizar una rutina completa vete aumentando gradualmente la carga del entrenamiento hasta tu máximo potencial, para evitar recaídas. 

Paso 3

Estira los músculos que rodean a la articulación antes de empezar el ejercicio. Tu médico o fisioterapeuta te puede enseñar ejercicios específicos en función de la articulación lesionada.

Paso 4

Realiza entrenamientos cruzados alejando la tensión del miembro afectado. Alterna el tipo de entrenamiento que realizas durante la semana, para entrenar todo el cuerpo si poner más presión sobre ciertas articulaciones.

Paso 5

Ejercítate en una piscina. La flotabilidad que proporcional el agua reduce el estrés en las articulaciones y tendones lesionados

Paso 6

Si la tendinitis te continúa molestando, aplica hielo en los músculos y tendones tras el entrenamiento. Veinte minutos debería de ser suficiente para reducir la inflamación y aliviar el dolor.

La conclusión es que con tendinitis se puede hacer ejercicio, tomando ciertas precauciones.

Encontrarás una amplia gama de productos de frío y compresión que te ayudarán en la recuperación en terapiadefrio.com





Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.