Envíos gratuitos

Plantillas para el tratamiento efectivo del espolón calcáneo

agosto 07, 2017

Plantillas para el tratamiento efectivo del espolón calcáneo

Levantarte de la cama y ponerte de pie o caminar durante el día no debería de suponer dolor, pero si tus pasos conviven con un dolor punzante en uno o ambos talones, puede que sufras de espolones calcáneos. También conocido como osteofitos, se origina por depósitos de calcio puntiagudos en el talón (calcáneo). Estos depósitos tienden a pinchar el tejido blando y graso del talón, lo que resulta en un discomfort severo a cada paso que das. Las buenas noticias es que existen unas plantillas para el espolón calcáneo que actúan como un tratamiento altamente efectivo, sencillo, natural y asequible que te pueden ayudar a aliviar el dolor.

Si todavía no has desarrollado esta condición, puedes tomar precauciones para protegerte de ella. Lo más importante, lleva siempre calzado que se ajuste correctamente. Evita zapatos desgastados en el talón y no escojas calzado que te hace caminar de una forma poco natural. Mantener un peso saludable te asegurará que no se ejerce una presión exagerada sobre los ligamentos, tendones y huesos de tus pies. Si tu trabajo requiere que pases mucho tiempo de pie, o si te ejercitas regularmente, asegúrate de balancear periodos de actividad con descanso para tus pies.

descanso espolones calcaneos

¿Cómo se sienten los espolones calcáneos?

Los espolones calcáneos resultan en una sensación punzante en o debajo del calcáneo. El dolor es normalmente peor cuando te levantas y te pones de pie por la mañana. También puedes sentir dolor cuando te pones de pie tras un periodo prolongado sentado, como tras el trabajo en la oficina o viajes en coche. El dolor puede disminuir tras caminar varios minutos, para regresar después. Los espolones calcáneos pueden causar un dolor crónico o intermitente.

¿Quién está en riesgo de padecer espolones calcáneos?

Aunque este síndrome es más común en individuos mayores de 40 años, puede ocurrir a cualquier edad. Los siguientes factores aumentan la probabilidad de desarrollar espolón calcáneo:

  • Andar de una forma que se aplique demasiada presión en ciertas áreas del pie
  • Sobrepeso
  • LLevar zapatos gastados o que no se ajustan bien al pie
  • Trabajos que requieren pasar largos periodos de tiempo de pie o levantando objetos pesados
  • El proceso natural de envejecimiento que resulta en una disminución de la elasticidad del ligamento

Estas protrusiones óseas se encuentran comúnmente asociadas a otra condición llamada Fascitis Plantar. La Fascitis Plantar ocurre cuando el ligamento de la fascia plantar, que abarca todo el arco del pie, se inflama por desgarro y estrés. La desalineación y el movimiento excesivo de la fascia plantar es típicamente el resultado de una manera de caminar anormal. El ligamento está diseñado para estirarse con el apoyo de cada paso que das, pero si se elonga en exceso puede generar pequeños desgarros e inflamación, que son los causantes del discomfort. Al mismo tiempo, se cree que los espolones calcáneos se forman como un intento del organismo de proporcionar soporte adicional al ligamento que se ha estirado excesivamente. En otros palabras, los depósitos de calcio intentan construir un apoyo para la fascia plantar.

¿Por qué los espolones calcáneos causan dolor?

Si tu cuerpo ha creado depósitos de calcio en un esfuerzo para que la fascia plantar tenga un apoyo, cada vez que das un paso, el espolón calcáneo se introduce en el tejido blando y graso que está en contacto con la parte inferior de tu talón. Las personas que sufren de espolón calcáneo experimentan sensaciones punzantes porque la protrusión dura se encuentra literalmente clavada en la almohadilla del talón. Si permanece sin tratar, la Fascitis Plantar y Espolones Calcáneos, puede erosionar la almohadilla grasa del talón y causar un daño permanente en el pie. Afortunadamente, la mayoría de los casos se pueden resolver sin medicación o cirugía, 

Heel Spurs Medical Illustration

¿Cómo se diagnostican los espolones calcáneos?

El dolor punzante localizado en el talón puede ser todo lo que un médico necesite para diagnosticar la presencia de espolones calcáneos. Sin embargo, también te puede enviar a hacer pruebas radiológicas para confirmar la presencia de espolones calcáneos.

¿Cómo se tratan los espolones calcáneos?

En casos extremos, un médico puede recomendarte pasar por quirófano para la extracción de las calcificaciones. Afortunadamente, esta es la excepción en lugar de la regla. La mayoría de los casos se pueden resolver con una combinación de hielo, descanso, estiramientos y una órtesis especialmente diseñada para proporcionar apoyo. 

No tienes que vivir con dolor: plantillas para el espolón calcáneo

Las personas que sufren de dolor en el talón intentan postergar la búsqueda de ayuda porque están muy ocupadas o poniendo las necesidades de otros antes que las suyas propias. Recuerda que el dolor crónico afecta de forma constante tu salud, vitalidad y estado de ánimo. Dado el hecho que más del 90% nuestros clientes experimentan alivio al cabo de horas o días tras comenzar a usar las asequibles y efectivas plantillas para el espolón calcáneo, no hay ninguna razón para seguir aguantando el dolor. Realineando los ligamentos del pie a una posición saludable y reconstruyendo la almohadilla grasa del talón, las plantillas HTP quitan presión de la protrusión del talón y estimulan la capacidad natural de tu cuerpo para curarse a sí mismo. Una vez que el dolor ha desaparecido, nuestros clientes nos informan que son capaces de abrazar de nuevo la vida con el confort y la energía que perdieron al sufrir fascitis plantar y espolones calcáneos.





Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.